Iniciación a la lectura: cómo inculqué a mi hija el amor por los libros

Iniciación a la lectura: cómo inculqué a mi hija el amor por los libros

Érase una vez tú… va de cuentos, cuentos que escribo y personalizo para tus hijos, para que encuentren su camino, para ayudarles a superar las dificultades, para transmitirles todo tu amor. Por eso este blog va dirigido a madres y padres que valoran los cuentos como una herramienta capaz de transformar vidas. Y por eso me parece una buena manera de comenzar este blog hablando de la iniciación a la lectura y de mi experiencia en este tema: cómo inculqué a mi hija, que ya tiene ocho años, el amor por los libros.

Los inicios

Con el nacimiento de mi hija y mi celo por leerle buenos libros desde el principio, he descubierto un mundo maravilloso dentro del mercado de los álbumes ilustrados y me he vuelto coleccionista de ellos, incluso ahora que a mi hija no le interesan.

Tomarte el tiempo de buscar y seleccionar cuentos de calidad es el primer paso para iniciar a la lectura a los pequeños/as. Cuentos bonitos que les transmitan los valores que queremos inculcarles. Poesía. Ediciones cuidadas. Con ilustraciones cuidadas también. Ofrecerles calidad.

Ventajas de leer

La iniciación a la lectura es fundamental en estos tiempos en que no nos separamos de las pantallas, los niños/as con los juegos muchas veces violentos, la tele; cuando crecemos las redes sociales embutiéndonos la información como hacen en las granjas con las ocas para engordarles el hígado. Un libro se tiene que disfrutar despacio, requiere tiempo, concentración, quietud. Y esa es la primera ventaja:

—La lectura te hace frenar, ralentiza los ritmos en estos tiempos donde todo corre a velocidad de vértigo.

—Estimula tu imaginación, haciéndote que formes parte activa al tener que imaginar lo que describe y al tener que ponerte en la piel de los personajes.

—Despierta tu creatividad. He observado que mi hija está más creativa después de leer, al contrario de cuando se pasa mucho tiempo viendo la tele, que se queda embotada y literalmente se tumba para no hacer nada; a la espera de que la distraigas.

—Abre nuestros horizontes, nos hace viajar a otros mundos, nos obliga a ponernos en la piel de los demás, ver nuevas perspectivas, mundos ajenos… amplía nuestra mirada.

—Nos hace comprender el mundo, y a nosotras mismas, sobre todo. Nos ayuda con nuestras dificultades.

—Es maestra en muchos aspectos: nos enseña cosas de la vida, a manejar nuestras emociones, nos da conocimiento…

—Nos enseña a hacer un buen uso de la lengua y amplía nuestro vocabulario.

—Es como una buena amiga, nos acompaña, nos hace sentir menos solos cuando nos identificamos con los personajes o con las historias. Nos alivia el sentir que no estamos solos. Es un bálsamo para el alma.

—Alimenta nuestra curiosidad, y al cotilla que llevamos dentro, permitiéndonos meternos de lleno en la vida de los personajes, para no tener que meternos en la vida de los que son de verdad, hábito muy poco deseable. —La lectura nos hace pasar muy buenos ratos.

¿No encuentras motivos suficientes para la iniciación a la lectura de tus hijos/as?

viajar a otros mundos
La lectura nos hace viajar a otros mundos y estimula nuestra imaginación.
Imagen: Tumiso en Pixabay.

Otros beneficios los puedes encontrar en el artículo de Muy Interesante 5 beneficios de la lectura para nuestra salud. Y podéis profundizar en el artículo de La Vanguardia Los beneficios de la lectura.

Se ha dicho sobre la lectura

«El verbo leer, como el verbo amar y el verbo soñar, no soporta el modo imperativo».
JORGE LUIS BORGES

jorge luis borges
El gran escritor Jorge Luis Borges.
Fuente: Todo Noticias.

«El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho».
MIGUEL DE CERVANTES

«Lee y conducirás, no leas y serás conducido».
SANTA TERESA DE JESÚS

«Mediante la lectura nos hacemos contemporáneos de todos los hombres y ciudadanos de todos los países».
ANTOINE HOUDAR DE LA MOTTE

«Un libro debe ser el hacha que rompa el mar helado que hay dentro de nosotros».
FRANZ KAFKA

«Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro».
EMILY DICKINSON

«Considero que la televisión es muy educativa. Cada vez que alguien enciende el televisor salgo de la habitación y me voy a otra parte a leer un libro».
GROUCHO MARX

Nuestra historia en la iniciación a la lectura

La iniciación a la lectura comienza desde que nuestros hijos/as son capaces de mostrar interés por los cuentos, ya con dos años o tres. Nosotros no fuimos demasiado constantes y eso fue porque hasta mucho después no encontramos el momento que mejor nos venía a todos. Y esto es lo primero que hay que tener en cuenta: debemos encontrar el momento que mejor se adapte a nuestras circunstancias.

iniciacion a la lectura desde pequeños
La iniciación a la lectura comienza desde que son muy pequeños.
Imagen: Picsea en Unsplash.

Hemos escuchado tantas veces: «Léele un cuento antes de dormir» que nos empeñamos en ello y quizá para nosotros no es el momento más adecuado. En nuestro caso, siempre hemos empezado tarde la rutina de la noche, con lo cual, al irse a acostar era tan tarde que muchas veces nos saltábamos ese momento del cuento. Aun así, muchas veces lo leíamos; a ella le gustaba siempre el mismo cuento, noche tras noche. Le encantaba Pequeña luna. Y de este, muchos otros más.

Hasta que un día, como yo como deprisa y esto se junta a que mi hija lo hace muy despacio, me puse a leerle un cuento en la comida y se hizo la magia. Ella estaba absorta, interesadísima y, mientras escuchaba, comía sin entretenerse, y yo descubrí un espacio perfecto para leerle cuentos, un espacio sin prisas y sin cansancio.

Para que en nuestros hijos/as se despierte el amor por la lectura ayuda que vean que en casa se lee. No hay mejor manera de inculcar algo que predicando con el ejemplo. Desde pequeña la llevamos a cuentacuentos, títeres y obras de teatro. Con esto lo que tratamos es que cogiera gusto por las historias y por que le contasen historias. Y así fue. A mi hija le encanta el teatro, los espectáculos de magia, los cuentacuentos. Le gustan las historias, las disfruta mucho.

iniciacion a la lectura marionetas
Títeres, cuentacuentos y teatro son buenas formas de despertar en las niñas/os el amor por las historias.
Imagen: Ralph Lindner (Pixabay)

También desde bien pequeños/as, se puede jugar con ellos a las rimas con movimiento. Nosotros conocimos a Tamara Chubarovski, que se dedica a esto y tiene varios libros y dvd’s enfocados en esto, como Cuentos para ver, oír y sentir (libro + dvd), Rimas y juegos de dedos para las 4 estaciones (dvd) o Rimas y mimos para los más pequeños (dvd), entre otros. También puedes ver muchas de sus rimas con movimiento en Youtube. Lo ideal es que lo veas y aprendas tú sola para que seas tú misma quien le hagas las rimas a tus hijos/as. Aquí tienes una muestra.

Con cinco o seis años…

Con cinco y seis años empezamos a ir a la biblioteca. Elegíamos unos cuantos libros y se los leía allí mismo. Luego nos lo llevábamos para leer en casa. A mi hija le gustaba porque era una tarde que pasábamos juntas, dedicada completamente a ella. La estimulación de la lectura va unida a las emociones positivas que podemos despertar en nuestros hijos/as.

Para iniciar a nuestros hijos a la lectura hay que hacer de esta un encuentro especial. Por eso, cuando mi hija empezó a aprender a leer, nos inventamos la Noche de cuentos. Poníamos una manta en el suelo del salón, unos cojines, iluminábamos la estancia con lámparas y velas, nos preparábamos una cena rica y nos poníamos a leer por turnos, cada uno los libros que había escogido en secreto y como sorpresa. Estos son encuentros divertidos y llenos de magia, una noche especial donde la protagonista es la lectura.

Con siete años…

Con siete años le propuse leer Alicia en el país de las maravillas. «Te leo un par de capítulos y si no te gusta, lo dejamos», le dije. Pero le encantó y con este libro dimos el salto de los cuentos ilustrados a las novelas prácticamente sin ilustrar. De Alicia pasamos a Harry Potter y la piedra filosofal y un montón de buenas historias. Trato de encontrar buenos libros, que le enriquezcan también a nivel literario. Hasta ahora os he hablado de lo que su padre y yo le hemos leído, pero no os he contado su experiencia como lectora. Pues de momento va a trompicones. Empezó por cogerse de la biblioteca unos comics. Luego devoró los libros de Tom Gates. Luego estuvo un tiempo sin leer y ahora vuelve a la carga con Tom Gates.

la imaginacion
La lectura estimula la imaginación y enriquece mente y espíritu.
Fuente: Comunidad BTZ.

Lo último que hemos hecho es preparar un rincón especial de lectura en su cuarto. Es un rincón pequeño, pero lo ha dejado muy chulo: lo hemos cubierto de alfombras y cojines, lo hemos separado con una cortina para que esté en la intimidad… Transformar el acto de leer en algo especial.

iniciacion a la lectura rincon especial
Preparar un rincón especial de lectura llena de magia el momento de leer.

Iniciación a la lectura: pautas generales

De todo esto, saco las siguientes conclusiones:

—No forzar nunca, dejar que sean ellas/os las que decidan si quieren leer. Forzarlas puede desembocar en que acaben odiando la lectura.

—Predicar con el ejemplo.

—Leerles desde pequeños/as y sin fecha límite; leerles mientras ellos disfruten de esos momentos.

—Dejar que sean ellas/os las que escojan lo que quieren leer, aunque a nosotras nos parezca que no es demasiado bueno. En cambio, nosotras podemos proponerles lo que les leemos. Es decir, tratar de educarles el gusto con lo que les leemos.

—Inculcarles el amor por las historias llevándolos a obras de teatro, cuentacuentos, títeres y al cine desde bien pequeños. También usando nosotras/os mismas el recurso de las rimas con movimiento.

—Buscar maneras de hacer de la lectura un encuentro especial, mágico, divertido, que despierte todas las emociones positivas posibles.

Y, por último, creo firmemente que si no forzamos nunca ni les dirigimos, en un futuro serán buenos lectores, porque tendrán asociada la lectura a buenos momentos y al disfrute.

Foto de portada: Mahandeep Singh.

Si quieres comprar Cuentos para ver, oír y sentir:

Web Tamara Chubarovsky

Y si te ha gustado este artículo, no dejes de suscribirte a mi newsletter y recibirás las novedades del blog.

MHDK

Entradas relacionadas

Decálogo para una crianza respetuosa: mira, acaricia, abraza

Decálogo para una crianza respetuosa: mira, acaricia, abraza

La empatía como valor fundamental con nuestros hijos e hijas

La empatía como valor fundamental con nuestros hijos e hijas

Decálogo: mirar y escuchar a los demás

Decálogo: mirar y escuchar a los demás

La mesa de estación Waldorf: viviendo las fuerzas del otoño

La mesa de estación Waldorf: viviendo las fuerzas del otoño

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *