Duelo infantil: un cuento para afrontar la muerte

Duelo infantil: un cuento para afrontar la muerte

Una de las cosas que nos da más reparo afrontar, incluso muchas veces lo evitamos, tratando de proteger a nuestros hijos e hijas de ello, es el duelo infantil. Pero no hay que huir o tratar de protegerlos de los sentimientos que se despiertan y de la misma muerte. Todo lo contrario. Este tema debería estar desde mucho antes de que se manifieste. Deberíamos lograr que dejase de ser un tema tabú y para esto, los niños y niñas son grandes maestros, porque si no influyes en ellos, se lo toman de forma natural, siempre que la muerte no haga tambalear su estabilidad familiar.

duelo infantil evitación
Parece que no haciendo partícipes a nuestros hijos e hijas les estamos protegiendo, pero es todo lo contrario.

La curiosidad por la muerte

Desde siempre nosotros hemos tratado la muerte como algo natural, que forma parte de la vida. Nunca hemos intentado ocultarla. Siempre hemos hablado con naturalidad de ella.

La primera vez que Irene se encontró con ella fue en el campo, donde se nos puso en el camino un esqueleto de animal. Ella nos preguntó qué era. Estuvimos un buen rato mirándolo con curiosidad. Le explicamos cómo había llegado ese animal a ser solo un esqueleto… con naturalidad. Y ella así lo recibió. Los prejuicios se los ponemos nosotros, los adultos.

Para mí la muerte es pan para la tierra, la muerte nutre la tierra, alimenta a otros seres; la muerte da vida y deja espacio para la vida. Esta es una manera hermosa de verlo como algo útil: la muerte como lecho nutritivo donde crece la vida; y también como un acto de generosidad al dejar espacio para la nueva vida.

cuento personalizado muerte
Para mí la muerte es pan para la tierra, alimenta a la vida. Somos Naturaleza y en Naturaleza nos convertimos cuando morimos. Una pagina del cuento que le he hecho a mi hija acerca del tema.

Es importante que nosotras/os definamos lo que es la muerte, elaboremos una forma de ver las cosas para poder dar respuesta a nuestras hijas e hijos antes y durante el duelo infantil. Pero también es bueno que ellos/as sepan que no hay una sola verdad, que en este tema no hay certezas y cada uno elabora su propia teoría. Esto es importante para que luego no se sientan confusos cuando su amiga o amigo les explique otra historia muy diferente a la que nosotras le contamos.

Familiarizarse con la muerte antes de pasar por el duelo infantil

Hay dos cosas importantes:

Informarles de la muerte durante el duelo infantil. Nuestras hijas e hijos tienen derecho a saberlo y es una fuente de confusión y dolor el no saber qué ha pasado.

Es importante también ir familiarizándolos con la muerte. Es mucho mejor afrontar lo que significa la muerte desde la serenidad de las suposiciones, el hablar de ello sin que haya ocurrido, el imaginar lo que es… que desde el hecho consumado con todo lo que significa.

Preguntarse qué es lo que pueden sostener

Con respecto a esto, quiero puntualizar que hay que hacerlo siempre sin perder de vista al niño o a la niña, lo que necesita y sus limitaciones. ¿Qué es lo que puede sostener? Podemos llegar a la conclusión de que difícilmente podrá aceptar la suposición de la muerte de sus padres. Para ellos y ellas, la muerte de sus padres significa quitarles el suelo que hay bajo sus pies para suspenderlo en un vacío insoportable.

No, no hay que decirlo todo. Lo mejor es mirar a nuestras hijas e hijos y comprender qué es lo que pueden tolerar y buscar la manera de contarlo: unas veces directamente, sí, pero otras a través de otros caminos, dando rodeos, a través de metáforas, a través de cuentos… Cuando mi hija nos preguntó angustiada si nosotros podíamos morir también, le dijimos: «Todos morimos, pero no te preocupes, hija, que va a ser dentro de mucho mucho mucho tiempo. Nos queda mucho por vivir». Omitimos el «Y nadie sabe cuándo va a suceder».

Recursos para afrontar la muerte

Para los más pequeños hay un episodio de Pocoyo, «El globo de Pocoyo» donde el niño tiene un globo al que pasea muy contento, hasta que en un momento dado se escapa. Pocoyo pasa por todos los estados del duelo: shock, negación, enfado, tristeza hasta que al final lo acepta y se apoya en sus amigos y amigas.

Cuando mi hija vio este episodio con tres o cuatro años, se puso a llorar, y pocas veces ha llorado viendo la tele: comprendió perfectamente lo que significa la pérdida de algo muy querido y le puso en contacto con algo muy personal que le conmovió. Creo que es un buen recurso para comprender todo el proceso.

Hay muchos cuentos y álbumes ilustrados que tratan el tema: Para siempre, Nana vieja, Soy la muerte, No es fácil, pequeña ardilla, ¿Qué viene después del mil?… pero para mí el más hermoso es El pato, la muerte y el tulipán.

el pato la muerte y el tulipan
Imagen de El pato, la muerte y el tulipán, uno de los mejores álbumes ilustrados que tratatn el tema.

Un libro maravilloso, para que tú se lo leas, cuando tenga de 8 a 10 años en adelante, es Cuentos populares de la madre muerte, de la editorial Siruela. Son cuentos para adultos recopilados de todas las culturas y tradiciones y son fantásticos.

cuentos populares de la madre muerte
Cuentos populares de la Madre Muerte,
un libro fantástico que aborda el tema de la muerte.

Un cuento personalizado para afrontar la muerte y el duelo infantil

A veces, al decir las cosas a bocajarro, no se consigue el efecto esperado. Los cuentos nos hablan en un lenguaje simbólico y lo hacen desde un espacio diferente, más protegido. 

Puedes ofrecerles a tus hijos e hijas un cuento para que vaya familiarizándose con la muerte o durante el duelo infantil. (Puedes ver otros cuentos personalizados en Carta para un hijo: el día que tú naciste). El cuento que te ofrezco se divide en tres partes:

1/ Una carta que explica tu manera de entender el tema. Te muestro algunas páginas de la que yo escribí a mi hija. Puede ser tuyo si te resuena o puedes contarme tu visión del asunto y yo lo adapto según la edad de tu hijo o hija.

duelo infantil cuento personalizado
Fragmento de la carta que escribí a mi hija.

2/ Un cuento que habla de la vida y de la muerte: Dos hermanas. Te dejo unos fragmentos:

«Érase una vez dos hermanas gemelas: una era Vida y otra era Muerte. […] Vida iba siempre por delante, y su hermana Muerte la seguía. Vida se abría paso sembrando caminos y Muerte iba detrás, recogiendo los jirones de piel que su hermana perdía, los pedazos de su corazón, todo el lastre, el peso inútil, las lágrimas que brotaban de sus ojos. También capturaba sus risas, que revoloteaban trazando filigranas en el aire; atrapaba el viento generado en sus giros de baile; los latidos del corazón, los regueros que dejaba su fuerza vital. Y cuando paraban a descansar, Muerte se metía entre los fogones, y con todo lo que había recogido preparaba panes y caldos. […]

» Un día de invierno Vida cerró los ojos, aquel cauce ancho por donde circulaba su sangre se había ido secando y ahora apenas corría un hilillo. Muerte, que resplandecía como una estrella, tomó a Vida entre sus brazos y la llevó a una cueva donde el sol no la hería. Lavó su piel ajada, le besó en los párpados, la peinó y, entonces, se la comió. […]

» Muerte salió de la cueva y pasó la noche en el bosque. Y, mientras dormía, sus cabellos serpentearon convirtiéndose en regato; sus sueños se deshicieron en bruma; su piel reptó por el suelo hasta alcanzar el árbol, trepando por la corteza y abrazándose a ella; sus huesos se hicieron tierra nutritiva… Y en aquel paraje se hizo la primavera…»

Portada de Dos hermanas, el cuento que ofrezco a quien quiere trabajar el tema de la muerte con sus hijos.

3/ Unas páginas en blanco para que nuestros hijos e hijas puedan dibujar, escribir, hacer un collage o lo que quieran acerca de cómo ven ellos la muerte o como se sienten ellos durante el duelo infantil.

Los duelos hay que vivirlos, no huir de ellos. Hemos de validar las emociones que van apareciendo en nuestras hijas e hijos y acompañarlas con cariño.

Si deseas un cuento sobre la muerte, puedes encargarlo desde mi página de Érase una vez tú. Hay tres formatos: pdf ilustrado (30 €), encuadernación sencilla (45 €) y encuadernación selecta (60 €). *10% de descuento a los suscriptores al blog. Puedes ver toda la información en la web.

Y si te ha gustado este artículo, puedes suscribirte a mi blog. Recibirás de regalo un cuento sobre el Amor en todas sus formas. ¡Muchas gracias!

MHDK

Entradas relacionadas

Adaptación a la escuela infantil: dos cuentos que le ayuden a comprender

Adaptación a la escuela infantil: dos cuentos que le ayuden a comprender

Un cuento para cambiarse de casa: Caracolillo

Un cuento para cambiarse de casa: Caracolillo

Un cuento personalizado para niños: De tus abuelos que te quieren

Un cuento personalizado para niños: De tus abuelos que te quieren

Carta para un hijo: el día en que tú naciste

Carta para un hijo: el día en que tú naciste

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *