Carta para un hijo: el día en que tú naciste

Carta para un hijo: el día en que tú naciste

Uno de los regalos más conmovedores que se puede hacer es una carta para un hijo, un texto donde le expreses todo tu amor. Porque a veces la loca rutina nos arrastra de los pelos, a veces parece que corremos por la vida en vez de disfrutar del camino y detenernos en lo verdaderamente importante, y en estas ocasiones, que tanto se repiten, nuestros hijos/as se quedan atrás, no son capaces de seguir el ritmo y terminan por discurrir por caminos paralelos: nos acompañamos, pero no nos tocamos. Y se nos olvida decirles lo mucho que los queremos y lo importantes que son para nosotras.

la carrera contrarreloj
La vida ajetreada levanta grandes muros entre nuestros hijos/as y nosotros.
Imagen de Gerd Altmann en Pixabay.

Pero en una carta para un hijo ¿de qué se puede hablar? ¿Qué tal de uno de los días más importantes de vuestras vidas: el día de su nacimiento?

El nacimiento de Irene

El momento en que nació Irene y la pusieron sobre mi pecho, las lágrimas y los hipidos eran incontenibles, como una presa que, de golpe, hubiera abierto las compuertas. Era tan inmensamente feliz. Incluso la doctora me dijo que por favor parara, jajaja, porque fue por cesárea y tenía que coserme, cosa que le resultaba imposible debido a las convulsiones que me provocaba el llanto de alegría.

Y las horas que vinieron a continuación fueron inolvidables: estábamos en una habitación para nosotros, el padre, Irene y yo. Mahandeep, mi marido, se quedó dormido, necesitaba asimilar todo lo ocurrido, pero yo no podía: la tenía entre mis brazos y la miraba con absoluto asombro y amor. Me sentía plena, satisfecha, mi vida había trazado un círculo perfecto que en ese momento se cerraba. 

La habitación estaba en penumbra, el silencio era total y mi hija respiraba tranquila, despierta, presente, viviendo con todo su cuerpo el aquí y ahora; yo también. Había una gran intimidad. Una gran admiración y reverencia por el momento presente. Y había mucha felicidad. Y mucho amor. Hacía apenas unas horas mi cuerpo alojaba dos almas y dos corazones. Y esa sensación de fusión persistía en esos momentos, y perduraría durante mucho tiempo.

Carta para un hijo muy especial

el día que tú naciste portada
El día que tú naciste, una carta muy especial para tu hijo.
Imagen de Mahandeep Singh.

Si hay una carta para un hijo que es capaz de expresar toda la amalgama de sentimientos que nos despiertan nuestras hijas/os, esa es El día en que tú naciste.

En Érase una vez tú, te propongo escribir esa carta.

Hay muchas cartas que se podrían escribir a un hijo/a. Van transcurriendo los años y pasamos por momentos muy especiales, crecemos junto a ellos/as, aprendemos junto a ellos/as y vamos queriendo contarles cosas muy diferentes… Pero el momento de su nacimiento impacta en nuestras vidas con tal fuerza que se graba en nuestra memoria de forma permanente y es normal que queramos legar este recuerdo a nuestro hijo/a.

el día en que tú naciste interior
El momento de su nacimiento impacta con tal fuerza en nuestras vidas que se graba en nuestra memoria de forma permanente.
Imagen de Mahandeep Singh.

Y no solo el recuerdo de lo que ocurrió, señalando los detalles más importantes, sino el hecho de generar un momento de absoluta intimidad con tu hija/o, contándole lo que sentiste en lo más hondo de ti, hablándole no como madre, sino como persona que cuenta francamente todos los sentimientos que se despertaron al tener a su hija/o entre los brazos. 

el día en que tú naciste interior decorado a mano
Contar francamente todos los sentimientos que se despertaron al tener al bebé entre tus brazos. Imagen de Mahandeep Singh.

Y ya como madre, poder expresarle todo tu amor incondicional, lo mucho que significa para ti su mera existencia. Y poder contar también el impacto que produjo en la familia.

Un regalo infinitamente valioso

Una carta de esta índole va a suponer para él/ella, no solo un regalo inolvidable, para toda la vida, de un momento tan especial que no puede recordar, sino que además le va a proporcionar un suelo firme que pisar… me refiero a la seguridad que un niño/a puede sentir al saberse amado y tan apreciado. Y todo esto no solo le va a aportar seguridad sino que además va a ser un ingrediente fundamental para que el niño/a pueda forjar dentro de sí unos fuertes cimientos, la fortaleza necesaria para caminar por la vida con tranquilidad. Y es que el sentirse amado y valioso es el hilo que va a tejer estas cualidades en él/ella.

el día en que tú naciste regalo personalizado
El día en que tú naciste, un cuento personalizado para guardar en la memoria esos primeros días del nacimiento de una hija/o. Imagen de Mahandeep Singh.

El día en que tú naciste

Este cuento personalizado consta de unas partes fijas y de otras personalizables. Las partes fijas nos hablan poéticamente de este momento tan valioso. Las partes personalizables son todas aquellas que cuentan la historia particular de cada uno.

el día que tú naciste parte fija
Parte fija del cuento, aunque si se hacen varios cuentos para todos los hijos, estas partes cambian. Imagen de Mahandeep Singh.

Al final del cuento, hay unas páginas extras con espacios para colocar algunas fotos de esos primeros días; o hacer dibujos o collages que expresen ese momento a nivel externo o interno (un arcoiris, unos fuegos artificiales, un gran corazón, en fin lo que a cada uno le surja). Incluso el hijo/a puede hacer un dibujo, si ya tiene unos añitos, después de escuchar el cuento. Se trata de encontrar un momento en familia para construir esas últimas páginas.

el día en que tú naciste parte fija
Otra parte fija del cuento. Imagen de Mahandeep Singh.

Para la elaboración del cuento, te mando un formulario donde tenéis que contarme todas aquellas cosas que queréis reseñar. Después de escribirlo y de buscar ilustraciones que se adecúen al cuento, lo encuaderno artesanalmente con papeles de gran calidad. También decoro algunas páginas a mano.

El resultado es un producto cuidado y hecho con mucho amor.

El precio del cuento es de 30-45-60 € (según formatos: pdf, encuadernación sencilla o encuadernación especial; 10% de descuento a los suscriptores). 

Si te interesa encargarme El día en que tú naciste, puedes hacerlo aquí mismo:

Y si te ha gustado este artículo, puedes suscribirte a mi boletín de noticias, donde recibirás las novedades del blog y ofertas especiales para los suscriptores.

MHDK

Entradas relacionadas

Un cuento para cambiarse de casa: Caracolillo

Un cuento para cambiarse de casa: Caracolillo

Un cuento personalizado para niños: De tus abuelos que te quieren

Un cuento personalizado para niños: De tus abuelos que te quieren

Duelo infantil: un cuento para afrontar la muerte

Duelo infantil: un cuento para afrontar la muerte

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *